Muchas veces hay niños considerados como hiperactivos o con trastorno de déficit de atención. Su dificultad se ve en la dificultad de prestar atención por un período de tiempo prolongado o que se distraen frente a cualquier distractor.

Qué es la Atención

La atención es un proceso compuesto por varios componentes que interactúan entre sí. Todos podemos en algún momento ser distraídos o no prestar atención. Pero en este caso es la intensidad de la distracción que se constituye en un problema que dificulta el rendimiento y la capacidad de funcionar.

Cómo actúa la Fórmula de Concentración

Hay dos elementos sobre los que actúa la formula de concentración; por un lado cuando hay dificultad para mantener la atención sostenida o eficacia de la atención. Y otro es sobre la calidad de la atención. La atención sostenida es la capacidad de focalizar frente a estímulos visuales y auditivos mientras el niño realiza la tarea. Y la calidad de atención es la capacidad para focalizar en los estímulos exteriores visuales y auditivos ante una tarea concreta.

La dificultad y la calidad de atención

A veces la dificultad de atención sucede frente a personas que no pueden mantener la atención y en otros casos es la calidad de atención que es pobre. Se distraen fácil. La fórmula de concentración mejora la calidad de atención, mejorando la distractibilidad, ayuda a  identificar estímulos exteriores jerárquicos y poder seleccionar detalles en la atención.También mejora el tiempo de atención en personas con déficit de atención sostenida. Personas que se distraen al poco tiempo de trabajar en un tema.
La fórmula de concentración alarga el tiempo de focalización. Por todo esto es útil en personas cuando tienen que estudiar, preparar exámenes, niños en la escuela o que no pueden seguir la preparación de un estudio.