Casa Verde es un centro de Medicina Integral que practica técnicas medicinales alternativas y complementarias en simultáneo con los métodos de medicina tradicional.

El proyecto “Casa Verde» nace en el año 1992, impulsado por Bernardo Ferrando Ferres y un equipo de amigos profesionales. Todos buscaban encarar de otra forma la salud y la enfermedad partiendo de la base que la persona es el centro del tratamiento y no la enfermedad.

«Tienen que buscar formas de curar que no necesariamente las van a encontrar en los laboratorios o en la Facultad», le dijo un profesor a Ferrando cuando comenzaba su carrera de Medicina. Esta frase sintetiza el camino que Ferrando ha decidido recorrer. «Es un camino sin retorno», expresa convencido.